Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
  1. Este sitio usa cookies. Si continuas usando este sitio, estás aceptando el uso de nuestras cookies. Learn More.

Doctores alemanes construyeron moderna clínica en la sierra peruana

Tema en 'PERÚ' comenzado por jean carlos, 7 de Septiembre de 2017.

  1. jean carlos

    jean carlos Administrator
    Miembro del Equipo
    16/23

    Se incorporó:
    29 de Marzo de 2017
    Mensajes:
    160
    Me gusta recibidos:
    0
    [​IMG]

    Hace diez años un grupo de doctores alemanes llegaron a la sierra de Perú para crear un hospital y atender a las personas en extrema pobreza. El día de hoy, cientos de peruanos llegan a este hospital para encontrar alivio a sus males.

    Diospi Suyana es la clínica privada más moderna de la sierra del Perú, hasta aquí llegan todos los días pacientes de las comunidades rurales de los alrededores, pero también de provincias y regiones mucho más alejadas como Cuzco o Puno.

    El Dr. Jens Hasfeld está consciente de la calidad de los servicios de salud que otorga el Estado peruano, pero el hospital en el que él forma parte no busca suplantar al Estado, sino quiere complementar los servicios de salud. Pese al avance y la calidad de la clínica, este no representa un costo muy caro, incluso si la persona vive en condición de pobreza extrema, no paga nada.



    [​IMG]
    Gestores. Médicos alemanes Martina John y Klaus - Dieter John

    [​IMG]
    largas colas. Pacientes pagán consulta médica a S/ 4.00

    En las comunidades de la región Apurímac se habla mucho de Klaus - Dieter John. Incluso su nombre es conocido en varias ciudades, como la de Puno. Los que no lo trataron nunca en persona podrían asumir que es difícil poder hablar con él. Pero este médico alemán es más sencillo de lo que uno imagina.

    Con su esposa, Martina John, son los responsables de hacer realidad el hospital “Diospi Suyana” (Esperanza de Dios), ubicado en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, región Apurímac. A este sanatorio llegan a diario cientos de personas de todas partes del país, incluidos los puneños, para recibir atención médica igual o mejor que las clínicas.

    Los beneficiarios, en su mayoría, son personas de bajos recursos económicos que no pueden acceder a servicios de calidad.

    Por esa razón, el alcalde de Puno, Iván Flores Quispe, convocó a la pareja para condecorarlos porque le devolvieron la esperanza y salvaron la vida de cientos de puneños.


    HAZAÑA DE FE
    Cuando Klaus - Dieter ingresó a la sala de banderas del municipio puneño, donde lo condecoraron, el público se sorprendió al conocer su gran hazaña: construir un hospital sin fines de lucro para dar esperanza a miles de personas.

    Muchos de los que se curaron en el hospital también estuvieron presentes.

    Yo me curé en Diospi Suyana. Yo le agradezco por lo que hicieron por mí”, le dijo Nicolás Díaz a Klaus.

    Muchos creían que era una pareja de millonarios y que gracias a su condición económica pudieron hacer realidad esta obra social. Pero no fue así. El propio Klaus desterró esa afirmación durante su discurso de 25 minutos, donde contó cómo gestó “Diospi Suyana”.


    LA HISTORIA
    El galeno está convencido que la obra se hizo realidad gracias al poder y la fe en Dios. Apoyado en fotos, Klaus rememoró momentos claves que lo llevaron junto a su esposa a construir el hospital.

    En los años 90, en su viaje de turismo por el interior del país, Klaus constató la extrema pobreza de los pobladores de las zonas altoandinas. Muchos padecían enfermedades y otros morían por falta de atención.

    Klaus es cirujano y Martina, pediatra; tenían un futuro promisorio en Alemania;sin embargo, decidieron dejarlo todo por venir a trabajar por los más pobres del Perú.

    La pareja acudió a empresas y personas de todas partes del mundo para pedir ayuda. Klaus recuerda que hubo momentos en que estaban a punto de renunciar, tras encontrar muchas puertas cerradas. “Si el hospital es realidad es gracias al poder de Dios”, aseguró.

    Diospi Suyana cuenta con equipos de última generación y un staff de médicos alemanes de diversas especialidades que lo dejaron todo para venir a ser a servir a los más necesitados. Los beneficiarios pagan S/ 4.00 soles de la consulta y las intervenciones médicas tienen costos mínimos.

    El establecimiento abrió sus puertas en agosto de 2007. A la fecha ha atendido a más 222 mil peruanos en diversas especialidades, de los cuales 25 mil 522 pacientes fueron de Puno.
     

    Encuentranos en facebook

Comparte esta página